Titulares

Santa Vera Cruz

Vera Cruz

La actual imagen de la Santa Vera Cruz es una cruz arbórea incorporada a la Archicofradía en 2013, obra del imaginero Fernando Murciano, que vino a sustituir a la cruz que estuvo procesionando desde 1972.

Sobre la Cruz un sudario blanco y la inscripción INRI en hebreo, latín y giego en la parte superior:  “IESVS NAZARENVS REX IVDAEORVM”, la cual se traduce al español como: “Jesús de Nazaret, rey de los judíos”.

El sudario blanco con el que fue recogido el cuerpo de Cristo la viste durante todo el año, recordando el momento de su descendimiento y Santo Entierro.

Cristo Yacente

Sepulcro

La Imagen del Cristo Yacente es obra del imaginero granadino D. Domingo Sánchez Mesa (1946) y está inspirada en la escuela de los Mora siendo de estilo realista.

Representa a Cristo muerto, tumbado, con los brazos a lo largo del cuerpo, la pierna derecha ligeramente curvada y la cabeza levantada. Su rostro refleja el dolor sufrido.
La talla del Santo Entierro es un caso común en la imaginería de la posguerra española (S.XX), caracterizada por escasos recursos económicos y cierta seriación en los modelos.

La enorme demanda de imágenes obligaba a recurrir frecuentemete a modelos de los grandes maestros del Barroco, cuya aceptación popular hará que Sánchez Mesa realice una serie de versiones del Crucificado de la Misericordia que talló en 1690 el maestro José de Mora, entre las que se encuentra la Imagen de Almuñécar.

La primera talla en la que Sánchez Mesa utiliza como modelo al llamado Cristo de Mora es el Cristo del Amor, de la Villa granadina de Otura (1943), a la que sigue el Cristo Yacente de Almuñécar (1946), el Cristo de la Vera Cruz de Jaén (1948), el Cristo del Santo Entierro de Arjonilla (1949), el Cristo de la Buena Muerte de Motril (1954) y el Cristo de la Esperanza de Loja.

De las Imágenes anteriores hay que destacar las similitudes que se observan entre los Cristos Yacentes de Almuñécar y Arjonilla. Ambas piezas poseen policromías oscuras que acentúan su condición de fallecido, así como sudario blanco de amplia lazada en sustitución del tradicional perizoma carmín del Cristo de Mora.

Así mismo, son Imágenes articuladas preparadas para la función del Descendimiento o “Desenclavamiento”, característica que no conserva nuestra Imagen tras una restauración realizada por Francisco Marín en los años 90, fijando los brazos al torso.
Este acto se representó algunos años en la década de los 40 en la Plaza del Ayuntamiento, y consistía el el descenso de la Cruz del Cristo Yacente, que se encontraba crucificado, para ser recogido por su madre, la Virgen de los Dolores.

serie de Sánchez Mesa inspirada en el Crucificado de la Misercordia

 

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close